Comentar

psicologo alicante | Miranda Vignera Miranda Vignera

Psicóloga especializada en mujeres e infancia

Consulta en Alicante y online | Tel.: 679 373 960

DESCUBRIENDO EL MUNDO: EL NIÑO DE 1 A 2 AÑOS

De 1 a 2 años los niños continúan explorando el mundo que empezaron a conocer durante su primer año de vida,little-boy-eating-a-peach-2-1098259-m pero ahora con mayor autonomía ya que comienzan, en la mayoría de los casos, a caminar. Esta etapa se caracteriza por logros motrices gruesos y por el alcance de destrezas socioafectivas, cognitivas y del lenguaje. El niño continúan construyendo la percepción de si mismo (autoconcepto) como un ser diferenciado de los demás.

Al poder desplazarse, el pequeño se aleja de la persona que lo cuida. Lejos de los brazos de su figura de apego, aunque estemos siempre pendientes de sus movimientos, el peque abre las puertas de un mundo nuevo lleno de tentaciones. Supone toda una aventura poder llegar, por ejemplo al rollo de papel higiénico, tirar de él y poder trazar nuestro camino; resulta mágico poder abrir ese cofre de los tesoros también conocido como cubo para tirar la basura; y es un gran placer llegar a la crema de mamá y ponérmela por todo el cuerpo, incluso por el pelo.

Empezará el año gateando y lo terminará caminando con soltura, subiendo escaleras, saltando con los pies juntos, corriendo sin caerse, pateando una pelota y lanzándola con sus manos por encima suyo. Con tanta actividad, nuestros niños se cansan mucho y da gusto verlos dormir en unos horarios mejor establecidos que los que tenía durante el primer año. Los padres disfrutarán al recuperar su tiempo libre, aunque es muy probable que acaben más cansados que los niños, porque supone un estrés muy grande vigilar todo el día a un niño que ahora empieza a correr mayores peligros.

EL NIÑO DE 1 A 2 AÑOS: SOLO ANTE EL PELIGRO

juego3Frecuentemente, los adultos contenemos las iniciativas de exploración de los niños con un “no” o un “alto”. El pequeño siente una insaciable curiosidad y si a eso se le suma su novedosa y creciente capacidad de desplazamiento, podríamos decir que se sitúa solo ante el peligro en cuanto puede. Es decir, aunque estemos pendientes de nuestros peques en todo momento, siempre consiguen hacer de las suyas. Las negaciones son importantes para poner límites, pero sin coartar los deseos de exploración del niño.

El niño de 1 a 2 años es un explorador insaciable que alcanza destrezas que emplea para alcanzar otras. Imita lo que ve y aprende por observación. Ante todo, busca su autonomía a la vez que el afecto y protección de sus padres.

el niño de 1 a 2 años: desarrollo de la motricidad

De 1 a 2 años se consiguen grandes hitos motores: a los 16 meses abotonará botones grandes, a los 20 meses juego6hará trazos horizontales, verticales y en vaivén y a los 24 meses la pinza se habrá perfeccionado, pudiendo coger bolitas pequeñas y meterlas en una botella. Hará torres de 8 a 10 cubos, pasará páginas una a una e iniciará el uso de la tijera

EL NIÑO DE 1 A 2 AÑOS: DESARROLLO DEl lenguaje

mamá beso nene freeEl desarrollo del lenguaje se relaciona con el desarrollo del pensamiento. La base se sitúa en la relación que el niño establece con sus padres. Las adquisiciones del lenguaje contribuirán al desarrollo de la autonomía. El pequeño será capaz de posponer su llanto para empezar a expresar verbalmente lo que desea. Su vocabulario crecerá de 6 palabras a los 12 meses a entre 150 y 300 al cumplir los 2 años. Narrará de manera breve algún suceso importante del día diciendo frases cortas, aun con limitaciones de sintaxis.

La capacidad de memoria crece, pudiendo realizar imitaciones diferidas. Hacia los 20 meses aparece el pensamiento simbólico y con él el juego simbólico que es una actividad lúdica que permite aprender a través de la acción

EL NIÑO DE 1 A 2 AÑOS: Desarrollo de su independencia

Si a los 12 meses el niño intentaba comer con los dedos, usaba pañales y temía a los extraños, a los 24 meses el boys-in-the-woods-freeniño será capaz de manejar la cuchara, acercarse más a los adultos y controlar de manera voluntaria los esfínteres. Sentirá una creciente atracción por otros niños y por los juegos sociales aunque su pensamiento egocéntrico lo limitará en su aceptación de reglas lúdicas y en considerar la perspectiva de otros. Le gustará la compañía de otros iguales, pero su juego seguirá siendo en paralelo

Para más información, entra en:

GRUPO MAMÁS Y BEBÉS

APRENDER JUGANDO

 

Miranda Vignera

Miranda Vignera

Psicóloga especializada en psicología infantil y de género. - Licenciatura de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid. - Máster de especialidad en formación de género: Mujeres y Salud - Máster Psicología Infantil y juvenil

Deja tu comentario